Río de Janeiro

RIO DE JANEIRO

Es la capital del estado del mismo nombre. Nada más ni nada menos que una de las más importantes y bellas ciudades de Brasil, considerada por muchos como la ciudad más hermosa de América del Sur y una de las más bellas de todo el mundo. Su clima es esencialmente subtropical con temperaturas que promedian los 20 º C. Según el IBGE en 2005 la ciudad constaba de 6.094.183 habitantes, pero considerando la Región Metropolitana de Río de Janeiro, el ascenso poblacional llegaba a los 11.351.937 millones de habitantes, con una superficie total de 4.659 Km2.  Se convierte así en la segunda metrópolis más poblada de Brasil, y la cuarta de América Latina, la que más allá de sus atractivos turísticos, es también un gran centro de comercio, servicios e industrias. A todo aquel que haya nacido en esta “Ciudade Maravillosa” se le adjudica el gentilicio de “carioca”.

 

PASEOS Y EXCURSIONES

Río, es famosa por las playas de Copacabana e Ipanema, por la estatua gigante de Cristo sobre el Cerro del Corcovado (una monumental obra denominada el “Cristo Redentor”), por el Carnaval, y por la montaña “Pāo de Açúcar”. Esta ciudad es reconocida también por sus características geográficas y urbanas al estar construida en una zona poco propicia para el establecimiento de una metrópoli, limitada por el océano y por la sierra, lo que hace que a veces el ancho de la ciudad se reduzca a menos de diez cuadras. Al norte de la playa de Leme, se encuentra la laguna Rodrigo de Freitas, característica geográfica que sumada a las anteriores requirieron un esfuerzo adicional de los urbanistas. La solución hallada fue trazar numerosos túneles y puentes para hacer posible el tráfico entre las distintas áreas de la ciudad, aspecto que resultó por demás pintoresco y original. Toda esta particularidad y belleza urbanística es un valor agregado a la variada oferta turística, recreativa y deportiva que ofrece la ciudad de Rio de Janeiro: desde el buceo y los tours por las favelas, hasta sus playas y diversos paseos culturales. A continuación detallamos algunos de los paseos más tradicionales y recomendados por MUNDO HOTEL.

Pāo de Açúcar: El nombre de esta montaña ha sido traducido erróneamente en varios idiomas como “Pan de Azúcar”, cuando realmente aquí nada tiene que ver el pan y sus variedades. De acuerdo a una versión del historiador Vieira Fazenda, se refiere sí a los bloques de azúcar de forma cónica que se preparaban para su exportación en el siglo XVI. El equivalente más correcto de “Pāo de Açúcar”, sería entonces “piloncillo” para los mexicanos, o “panela” para los colombianos y venezolanos, más allá de que tradicionalmente se conozca en español y otros idiomas como “Pan de Azúcar”.  Constituyen el Pão de Açúcar,  el morro de su mismo nombre, el morro da Urca y el morro da Babilônia. Esta montaña, en compañía del Cristo Redentor, son la carta de presentación más importante de Río de Janeiro. Simplemente la belleza de su formación rocosa delimitada por las aguas de la bahía de Guanabara, se constituye como una magnífica obra de arte natural, siendo así una referencia turística de la ciudad a nivel internacional.

Cristo Redentor ó Corcovado: La construcción de un monumento religioso en la ciudad fue sugerida por primera vez en el año 1859, por el padre Pedro Maria Boss y por la princesa Isabel. La idea se retomó en 1921, al aproximarse la conmemoración del centenario de la Independencia.  La primera piedra fue colocada el 4 de abril de 1922, pero las obras se iniciaron en 1926. Algunos de los colaboradores en su realización fueron el ingeniero Heitor da Silva Costa, el artista plástico Carlos Oswald y el escultor francés Paul Landowski. La estatua de Cristo Redentor se ubica a 709 msnm., en la cima del morro do Corcovado. Tiene una altura total de 38 mts., de los cuales 8 mts. pertenecen al pedestal. Fue inaugurado el 12 de octubre de 1931, después de aproximadamente cinco años de obras. Conocido como símbolo no solo de la ciudad de Río de Janeiro, sino también de Brasil, la estatua de Cristo Redentor es captada por las lentes de dos millones de turistas que contemplan y trasforman este punto turístico en una verdadera “Torre de Babel”. Actualmente es una de las “nuevas 7 maravillas del mundo”.

Estadio Maracana: El encargado de los primeros trabajos del estadio fue el ingeniero Joan Esteban. Fue inaugurado el 24 de Junio de 1950 denominado Estadio Municipal, pero en 1964 se le dio su nombre actual, Mário Filho, en honor al periodista fundador del Journal dos Sports.  No obstante para los locales su nombre fue y seguramente seguirá siendo, Maracaná, nombre que proviene de un pájaro que habitaba el local donde hoy mismo  se ubica dicha construcción. Aquí se disputó la final del mundial de 1950, entre las selecciones de fútbol de Brasil y de Uruguay. El triunfo de Uruguay por 2 goles a 1, pasó a la historia como el “Maracanazo”, hoy considerado uno de los hitos en la historia de los campeonatos de fútbol del mundo.

Carnaval de Rio de Janeiro: Es una celebración anual que tiene lugar cuarenta días antes de Pascua (marcando el comienzo de la cuaresma). Tiene algunas variaciones con su contraparte europea así como también dentro del territorio brasilero. A pesar de la inspiración católica, se celebra más como una fiesta profana que como un evento religioso. Sus orígenes europeos se remontan a una clase de carnaval llamado “introito” (“entrada” en latín) y “entrudo” (en portugués). El “Entrudo” se caracterizó por el juego de tirarse agua entre las personas con el fin de purificar el cuerpo, y fue prohibido sin demasiado éxito a mediados del siglo XIX, por ser considerado violento por las clases sociales altas. A finales del siglo XIX se introdujeron en Río de Janeiro los denominados “cordões”, que consistían en grupos de personas que caminaban por las calles tocando música y bailando. Éstos fueron, prácticamente, los inmediatos antecesores de las modernas escuelas de samba. Los “blocos”, son algunas de las actuales representaciones del carnaval popular, están formados por personas que se disfrazan temáticamente o que celebran el carnaval de forma específica. Las escuelas de samba, blocos y bandas ocupan barrios enteros de Río. El carnaval que se celebra en Río de Janeiro es famoso por las escuelas de samba que desfilan frente a los espectadores en el también afamado Sambódromo.  La ciudad completa se trastorna por el solo hecho de su celebración, y se requiere hacer reservas con mucha anticipación para no quedar afuera de tanto color, fiesta, baile y desenfreno.  El Sambódromo tiene capacidad para aproximadamente 50 mil personas, las que alcanzan a colmar las graderías populares, los palcos y los camarotes privados. Allí se realiza el desfile de las 14 “escolas de samba” concursantes.

 

PLAYAS DE RIO DE JANEIRO

Las playas son el otro centro de atracción importante de Río de Janeiro, conjuntamente con el fabuloso monumento del Cristo Redentor y el Carnaval.  Las más conocidas y visitadas tanto por turistas como por locatarios de Río de Janeiro son: Copacabana, Ipanema, Leblon y Barra da Tijuca, a continuación detallamos algunas de las características de las playas de Rio de Janeiro:

Playa Barra da Tijuca: Su extensión, aproximadamente 18 Km, es lo que definitivamente en esta playa, estando catalogada como la playa más grande de todo Río.  Sus aguas son limpias y de color verde, debido a la gran presencia de buenas olas, es la playa que más buscan los que gustan de practicar surf, bodyboard o windsurf., también la pesca sobre la orilla. Cuenta con variados restaurantes, bares, quioscos, lo que la hace ser cada vez más visitada por los turistas. 

Playa da Joatinga: Las playas que se van ubicando más hacia el oeste son las que se van haciendo cada vez más salvajes, estar allí es como estar en alguna pequeña ciudad del interior  con rutas de tierra. Por esa razón aquí lo más recomendado es organizar una salida de un día entero a recorrer estas regiones tan agrestes y a su vez hermosas, para conocerlas bien y disfrutarlas por completo. 

Playa de Copacabana: Simplemente deslumbra por sí sola. Se destaca en ella la hermosa rambla de la Avda. Atlántica, a modo de mosaico con piedras portuguesas blancas y negras formando olas.  En realidad se debería tener en cuenta que se está frente a dos playas en lugar de una, Leme y Copacabana. Ambas se extienden aproximadamente 4.15 Km. Comúnmente estas playas son visitadas durante el día pero también a la noche, ya que no solamente cuenta con ciclo vías y puestos de rescate con duchas y baños, sino también con bares, hoteles y restaurantes. Por otra parte, es de destacar también la presencia de dos Fuertes Militares, uno en cada extremo, estos permanecen abiertos para ser visitados, una vez allí la vista panorámica es incomparable. 

Playa do Diabo: Esta playa se sitúa a la izquierda de la denominada Pedra do Arpoador.  Es relativamente pequeña, de mar abierto y rodeada de palmeras. También cuenta con una pequeña plaza anterior a la bajada a la playa, en donde es posible sentarse a observar el paisaje tomando un rico jugo mientras se espera a los amigos o a la familia. 

Playa do Pepê: Se encuentra ubicada justamente al comienzo de la playa da Barra da Tijuca. Se reúnen allí numerosos visitantes de los más diversos estilos. También es de buenas olas como para surfar. Su nombre se debe al apodo de un joven muy apreciado en toda la zona que además de realizar múltiples actividades, también había sido campeón de Ala Delta. Por otra parte, también había instalado en esta playa un quiosco de comidas naturales, sus emparedados se transformaron en una moda gastronómica que luego se extendió por todo Río de Janeiro.

Playa do Pepino: Durante los fines de semana, dicen que el cielo de São Conrado se llena de colores, debido esto a un espectáculo que comienza en la rampa de la Pedra Bonita y culmina en la arena de la playa do Pepino. Dicho espectáculo es nada más ni nada menos la presencia de una gran variedad de Alas Delta y parapentes de numerosos deportistas que buscan cumplir con un nuevo desafío, o quizá simplemente una nueva vista de la hermosa Río. 

Playa de Ipanema:  Además de su belleza natural, destacan los edificios modernos, excelentes restaurantes de la mejor categoría, y bares famosos como el “Garota de Ipanema”.  Dicha denominación se debe al nombre de la canción homónima de Vinícus de Morais; canción que volvió famosa esta playa en todo el mundo. Su vida nocturna es frecuentada por la alta sociedad carioca,  pero el bullicio es mucho menor que en Copacabana.  La playa de Ipanema si bien es la más sofisticada, cara, y visitada por la gente de mayor poder adquisitivo, es además la más segura y limpia. Como particularidad se destaca que la playa ubicada frente a la Rua Farme de Amoedo es la preferida por gays.  En esta playa conviene estar atento ya que las olas suelen ser grandes y la resaca peligrosa. Por eso se recomienda a los bañistas nadar únicamente donde lo hacen los locales.

Playa Botafogo: Es considerada como uno de los puntos preferidos para realizar todo tipo de conciertos y espectáculos de vibrante resonancia y alegría desplegada a lo largo de toda su orilla. Desde Botafogo se puede obtener una muy buena vista tanto del Corcovado como del Pão de Açúcar; es una playa esencialmente urbana, pero también muy contaminada; de mar calmo e ideal para la práctica de deportes de vela.

Playa de Leblon: El barrio Leblon, fue fundado en el año 1894, y desde entonces, es uno de los más conocidos de todo Río de Janeiro. Se encuentra ubicado en la Zona Sur de la ciudad, y cuenta con un hermoso litoral.  La playa de Leblon es junto con Ipanema y Copacabana, una de las más conocidas, ya que su barrio figura entre los principales puntos turísticos de la ciudad, tanto para turistas brasileros como internacionales. Todo el año, turistas visitan tanto su playa como su barrio. El barrio se ubica entre el Morro Dois Irmaos y el canal que conecta la Lagoa Rodrigo de Freitas con el mar. El paseo peatonal es más que concurrido, especialmente durante los domingos.  
La playa comienza luego del Canal del Jardim de Alá, el mismo que la separa de la playa de Ipanema. Su extensión es de aproximadamente 1.3 km., y es de arena blanca y grandes olas. 

Playa de Sao Conrado: El barrio denominado São Conrado es otro de los más caros de Río de Janeiro. Cuenta con uno de los shoppings centers más lujosos de la ciudad: el São Conrado Fashion Mall. Pero además de las numerosas y buenas tiendas que lo caracterizan, también cuenta con buenos restaurantes y salas de cine. La playa de São Conrado se encuentra ubicada próxima al Morro dos Irmaos, a la Pedra da Gavea y Rocinha. Se accede a ella a través de la avenida Niemeyer. Consta de aproximadamente 600 mtrs. de blancas arenas.

 

HISTORIA

La ciudad fue fundada el 1º de marzo de 1565, por Estácio de Sá, transformándose en la capital de Brasil desde el año 1764 hasta 1960, cuando la sede del gobierno federal fue transferida a Brasilia.  Entre los años 1808 y 1815, fue la capital del Reino do Portugal e dos Algarves, como era oficialmente designado Portugal en aquella época, desde allí y hasta abril del año 1821, fue la capital del Reino Unido de Portugal, Brasil e Algarves. En agosto de 1834, fue separada del resto de la provincia de Río de Janeiro, la que actualmente se constituye como estado, transformándose en Municipio Neutral.  
En el año 1992 fue sede de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo (CNUCED), más conocida como Río-92, siendo la primer reunión internacional desde el fin de la Guerra Fría, contó con delegaciones de 175 países.

 

ALOJAMIENTO

A través de  Mundo Hotel  usted cuenta con la posibilidad de efectuar reservas on-line o telefónicas de alojamiento en Hoteles ubicados en distintos puntos de la ciudad.